Programa para pasar un año académico en USA

En este artículo veremos algunas cuestiones que cada estudiante investiga antes de emprender un año académico en USA con uno de los programas de cursos.she.es.

  • ¿Qué cursos elegir?

Algunos, por supuesto, son clases obligatorias y presenciales. Entre ellas: inglés, historia de los Estados Unidos, economía (en el primer cuatrimestre) y  gobierno (en el segundo). A éstos podrían añadirse más elegidos por los estudiantes.

  • ¿Cómo se compone una jornada escolar?

La escuela comienza temprano, alrededor de 07:15. Al principio suele ser un poco traumático pero luego os acostumbraréis, ya veréis. Después de cuatro horas, suele haber un descanso; en Arizona, donde siempre hace buen tiempo, se puede salir en el cambio de hora y disfrutar del día. Después llega la hora de la comida, y los estudiantes suelen ir  a la cafetería, donde se pueden tomar lo que querían.

Dos horas más de clases por la tarde y a las 15:00 los alumnos pueden irse a casa.

  • ¿Qué se suele hacer en el tiempo libre en Estados Unidos?

Después de la escuela, muchos chicos suelen apuntarse a un club.

El fin de semana es el momento que los jóvenes dedican a su familia y amigos. Siendo niños o adolescentes los que se apuntan a estos programas, lo normal es que hagan planes cómo irse a un centro comercial o a ver una película; esto es lo que suelen hacer la mayoría de los estadunidenses.

  • ¿Cómo es viajar en USA?

Lo normal es que la familia que acoja los estudiantes durante este año, tenga ganas de llevarlos de excursión o de viajes a alguna reserva natural o estado cercano. También es una buena ocasión para hacer un poco de senderismo y deporte al aire libre. En esta parte del mundo, los niños y hasta los adultos aman pasar tiempo haciendo alguna actividad deportiva al exterior y el senderismo es una de ellas.

  • ¿Cómo es pasar un año fuera, lejos de la familia y amigos de siempre?

Los que se han apuntado y han cursado un año académico en USA con She Herencia confirman que con las tecnologías de hoy en día, es muy fácil mantener los contactos. A veces podréis sentir un poco de nostalgia al hablar por Skype con vuestros padres, pero hay que considerar que es una experiencia que dura solo un año de vuestra vida, que os dejará muchísimo. A la vuelta, seguro que echaréis de menos estar en los Estados Unidos.