Vino de Asturias con reflejos de oro

Museo del vino de Santiso

Museo del vino de Santiso

Alguien escribió que quien no sale nunca de su tierra está lleno de prejuicios. Por eso viajar hace sabio al viajero y descubre que los tópicos sobre las gentes y los lugares simplifican la realidad hasta hacerla plana. Uno de los tópicos más repetidos y asumidos es el de que en Asturias solo hay sidra. La hay, mucha y muy buena, pero Asturias tiene también una tradición de vino y viñedos en esta zona de suroccidente. Y no es una tradición reciente, sino milenaria. Las primeras referencias al vino de Cangas se remontan al siglo IX, aunque el espaldarazo al cultivo de viñedos y la elaboración de caldos se produce a partir del siglo XI con la fundación del Monasterio de Corias. Todas estas historias y sabores que están unidos a ellas puede encontrarlas el viajero dándose un paseo por el Museo del Vino de Santiso, un rincón  en el que se atesoran los objetos y los misterios de esta larga tradición que ha dejado de ser una rareza para convertir los vinos de Cangas en un producto conocido fuera de Asturias y de España. El Club de Producto Reservas de la Biosfera de Asturias ofrece al visitante que acude  a las tierras de la Reserva de Muniellos-Fuentes del Narcea la posibilidad de dar un salto desde la historia del vino a sur realidad. Una visita guiada a la Bodega del Narcea en la que se fabrican los vinos de Pesgos es la mejor manera de comprender esta evolución de poner todos los sentidos en el color, olores y sabores de este producto de la tierra de Cangas.

Además del vino, la tierra da al viajero otras pistas de la forma en la se vivió en esta parte de Asturias desde hace siglos. Siguiendo el rastro del oro se llegan a conocer unas explotaciones auríferas que se iniciaron en tiempos la dominación romana que. El Centro de Interpretación del Oro de las Montañas  nos ayuda a entender quienes eran los pésicos, habitantes indígenas de estos territorios en aquella época, además de  mostrar los sistemas de explotación que los romanos utilizaban en yacimientos como los de Las Montañas. Se pueden observar restos de las minas en la cercana Ruta del Oro.

Vasos de vino de Cangas con reflejos dorados de historia, dos ofertas apetecibles para compartir camino y mesa en una de las más variadas Reservas de la Biosfera de Asturias La Reserva Integral de Muniellos es un referente en cuanto a la protección de la naturaleza y cuenta con el mayor robledal de España y uno de los mejor conservados de toda Europa. Su tupido bosque está formado también por fresnos, avellanos, arces, en la orilla de los ríos por alisos, y diferentes sauces. Entre su fauna, rica y variada, destacan el oso pardo cantábrico y el urogallo, especies protegidas, aunque también es común la presencia de lobos, corzos, jabalís, rebecos y nutrias. Muniellos está declarada Zona de especial Protección para la Aves, con más de cien especies de aves.